Aviso: Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento. Leer más sobre privacidad - Cerrar Aviso

mundosasusakuWeb :: Buscar

Registro - Conectar   Recordar

Índice de Mundo SasuSaku
[ Registrarse ] Perfil | Mensajería privada | Conectarse |  F.A.Q. | Buscar  
[ Inicio ] [ Índice de Foros ] [ Mis Favoritos ] [ Rangos ] [ Afiliados de MSS ] [ Libro de visitas ]


•Flor Del Imperio
Sasuke Uchiha desea venganza, es un príncipe noble descendiente de la Familia de gobernantes anteriores y Capitán de las fuerzas militares del Emperador,el cual ha puesto sus ojos en Sakura.

Página 1 de 6 | Ir a página 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ir abajo | Responder

Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice de Mundo SasuSaku -> Historias Finalizadas
 Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
A s t r i d
ANBU
ANBU
A s t r i d

Registrado: 25 Dec 2012
Mensajes: 379
Promedio por Día: 0.66
Ubicación: Buscando un mundo libre de maldad...

Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 29 Jan 2013 1:34 am    Título del mensaje: •Flor Del Imperio Responder citando

Título: Flor Del Imperio
Autora: Marisa Uchiha
Género: Romance y Tragedia
Calificación: +15
Advertencia: No lose quizas mas adelante lemmon
Serie: Naruto
Prólogo:


Sasuke Uchiha el joven príncipe, miembro de la deshonrada y extinta familia Uchiha, los anteriores gobernantes del país, ambiciosos descendientes de la familia Hyuuga, actuales gobernantes. Un noble guerrero a la defensa del Emperador, pero él deseaba venganza por la forma en que había acabado su familia y Neji Hyuuga era uno de los principales autores de la Masacre de su Clan. Ahora el Hyuuga había fijado sus ojos en una mujer, una mujer en la que él también había posado sus ojos y por supuesto, no la iba a dejar convertirse en una concubina más del Hyuuga, no le quitaría nada más.

Uchiha, ¿No te han enseñado que la mujer de otro hombre no se toca?


Espero que les haya gustado el Prólogo si hay muchos comentarios subo el 1 capitulo :D.
P.D: Este finc NO es mio es de la autora Marisa Uchiha.


Saludos

_________________


Nota Administración: -Himeko-Uchiha-Haruno- es ahora -A s t r i d- ♠
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Narutita-Chan
Sannin
Sannin
Narutita-Chan

Registrado: 18 Jul 2012
Mensajes: 796
Promedio por Día: 1.08
Ubicación: En una isla tropical, bajo la luna de lava derretida, con los bailarines de hula

Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 29 Jan 2013 11:29 pm     Responder citando

Hola bueno ya lei el prólogo y me llamo la atención a si que cuando puedas sube el primer capii nos vemos :8:
_________________



"Viajar imaginariamente a un universo paralelo,
mientras oyes a alguien hablar
sobre algo que
no te importa"

ATTE: sarcasmo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor
lilitha7x
Jounin
Jounin


Registrado: 06 Aug 2012
Mensajes: 224
Promedio por Día: 0.31
Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 29 Jan 2013 11:44 pm     Responder citando

hola, se ve interesate el fic no tarde en subir el capitulo ¿si? ^^

bueno nos vemos(:
por favor si me puedes avisar de cuando haya conti te lo agradeceria(:

~Hasta Luego~
_________________



Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
sakurita-amu17
Chunin
Chunin


Registrado: 20 Jun 2011
Mensajes: 136
Promedio por Día: 0.12
Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 30 Jan 2013 12:15 am     Responder citando

Hola se ve bastante interesante espero la continuacion prontooo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
A s t r i d
ANBU
ANBU
A s t r i d

Registrado: 25 Dec 2012
Mensajes: 379
Promedio por Día: 0.66
Ubicación: Buscando un mundo libre de maldad...

Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 31 Jan 2013 2:41 pm     Responder citando

Capítulo I. Sasuke Uchiha

Sakura Haruno, era una joven noble, la menor de tres hermanos y la única que no había sido desposada hasta ahora. Ella era una mujer de un poco común cabello color rosa y ojos verdes, era una mujer encantadora pero a su vez, era una mujer de carácter algo fuerte y que demostraba más interés sobre las propiedades medicinales de algunas hierbas y otras cosas interesantes del mundo, excepto en casarse. Su padre, era uno de los más importantes consejeros del Emperador Neji Hyuuga, un joven y guapo emperador, que había ascendido a sus ocho años y cuyo título tenía desde que había sido concebido por ser el único hijo de un noble, sobrino del Emperador anterior, el cual fue derrocado y su clan asesinado, excepto por una persona.

-¡Sakura! ¡¿Dónde estás? –gritaba una mujer de cabello color negro y corto, su nombre era Shizune. Ella era la mujer que realmente tenía la responsabilidad de cuidar de Sakura, ya que su padre siempre estaba ocupado con sus deberes y su madre con sus juegos de azar y la vida en sociedad. De pronto Shizune sintió que le jalaban el cabello.

-Te advertí, Shizune, que quería que hicieras que Sakura se convirtiera en una mujer respetable y adecuada para ser una buena esposa. Pero veo que los progresos son casi nulos.

-Haruno-sama, discúlpeme –de pronto sintió un golpe sobre su mejilla derecha y bajó la mirada.

-Es una nueva y última oportunidad… y espero resultados –dijo el Señor Haruno, mientras entraba en la lujosa y bellamente adornada casa al estilo japonés tradicional. Shizune sollozó.

Sakura corrió hasta llegar a una pequeña cascada lejos de casa, llegando ahí se dejó caer al suelo y lloró mientras rascaba en la tierra. Su padre le había dicho que tenía que aceptar a uno de los hombres que pretendían desposarla o pronto ya nadie querría casarse con ella por su edad, pero también el Emperador Neji ya tenía un interés en ella y era algo por lo que debería sentirse orgullosa. ¿Orgullosa? ¿De ser una concubina más del harén del Hyuuga? No quería eso, ella quería ser libre, investigar y aprender aún muchas cosas y encontrar tal vez algún día a un hombre que de verdad le amara. Ella sabía que el Emperador Neji, ya tenía una emperatriz, la bella y joven princesa Hinata Hyuuga. Ellos eran primos, pero debido a que la familia imperial quería preservar la "Sangre Real", habían contraído matrimonio y ahora esperaban un hijo. Por lo que, ¿Para qué la quería a ella? El emperador además tenía otras mujeres: Temari e Ino, con ésta última ya tenía un hijo, pero si algo todo el mundo sabía es que los hijos de la emperatriz eran los que tenían la preferencia sobre los demás... los otros hijos quedaban como nobles y tenían posibilidades remotas de ascender hasta el trono.

Trató de calmarse y entonces dejó caer el kimono color rojo que traía puesto, el cual tenía detalles de flores blancas y el emblema de los Haruno en la espalda; lo acomodó sobre una roca y dejó caer su cabello largo color rosa hasta la cintura. Se introdujo en el agua fría con calma y después de un rato se recargó en una piedra mientras observaba el cielo estrellado. Se puso a pensar si realmente estaba haciendo lo correcto en no aceptar su destino, muchas de sus conocidas, e incluso algunas más jóvenes que ella, ya estaban casadas e incluso tenían uno o dos hijos, pero ésas mujeres (la mayoría) no amaban a su esposo y simplemente se conformaban con acatar las órdenes y evitar los problemas. No odiaba la idea de casarse del todo, pero quería conocer a alguien especial y mucho menos quería algo con el Emperador, al cual detestaba. Se levantó y se acercó a sus ropas. De pronto escuchó un sonido entre los árboles.

-¿Quién está ahí? – preguntó asustada mientras se cubría parte del cuerpo con sus brazos y se ocultaba tras una pequeña piedra. De entre los árboles salieron unos soldados.

-Mira, una mujer… muy hermosa –dijo uno de los soldados al otro hombre con una mirada lujuriosa.

-Esto no se ve diariamente –respondió el otro soldado quién comenzó a acercarse amenazadoramente.

-¡No se acerquen! –dijo Sakura mientras se colocaba lo más que podía tras la piedra.

-¿Qué está pasando aquí? –dijo una tercera voz masculina.

-Uchiha-sama, lo siento, creíamos haber encontrado un intruso –dijo el soldado mientras hacia una reverencia ante el hombre en las sombras, al cual Sakura no podía distinguir, el otro soldado también estaba haciendo una reverencia, por lo que intuyó que aquel hombre debería de ser alguien muy importante.

-¿Intruso? Al parecer ustedes estaban molestando a esta joven, ya la han asustado. Puedo notarlo desde aquí. Ahora discúlpense y lárguense.

-Discúlpenos, Señorita –dijeron los hombres mientras se alejaban rápidamente. Sakura tomó rápidamente sus ropas.

-No te muevas –dijo el hombre. Sakura se quedó quieta cubriéndose parcialmente con el kimono en sus manos. El hombre de pronto se mostró ante ella, Sakura se quedó asombrada ante el gran atractivo de aquella persona. Se trataba de un hombre alto, de cabellera color negro con destellos azules, una piel tan blanca como la nieve y unos profundos ojos ónix. Sakura despertó de su ensueño, al recordar que sólo se estaba cubriendo un poco de su cuerpo con su vestimenta y se ruborizó al instante, Sakura creyó ver cierto brillo en los ojos de aquel hombre que mantenía una expresión seria, pero probablemente lo había imaginado o… tal vez a pesar de la penumbra había notado su rubor y más de lo que ella quería dejar ver –Ve… -Sakura rápidamente se ocultó tras unas rocas, al parecer… ése hombre había podido leer sus pensamientos y eso no le gustaba – Y no intentes escapar, es peligroso –escuchó ella. A pesar de su seriedad, se notaba que era un hombre "bueno"

A los pocos minutos, Sakura salió de entre las rocas y observó al hombre que yacía recostado en una de las piedras con los ojos cerrados. ¿Estaría dormido? Sakura se aproximó hacia él y acercó su rostro con curiosidad, la luz de la luna golpeaba en su rostro y lo hacía ver aún más hermoso. El hombre abrió de pronto los ojos y ella retrocedió.

-Eh… lo siento, pensé que dormías –el joven soldado le observó con detenimiento.

-¿Es natural? –Sakura lo miro confusa –Tu cabello…

-Oh, sí así es. –ella tomo un mechón de cabello y lo observó ruborizada, no sabía por qué, pero le había gustado que lo notara – Al parecer no acostumbra a llamar de "usted" a personas que no conoce. Usted es…

-Sasuke Uchiha y raramente utilizo ése tipo de expresiones o el uso de honoríficos, sólo con algunas personas.

-Me parece que insinúa que yo no merezco su respeto –Sakura de pronto recordó algo-¿Usted…usted es el Capitán de las Fuerzas del Emperador? –Sasuke asintió.

-¿Cómo es que sabes sobre mí?

-Oh, mi padre me hablado sobre usted. Mi nombre es Haruno Sakura –dijo sonriente.

-Ya veo, una Haruno. Eres una de las hijas de aquel consejero...

-He escuchado mucho sobre sus hazañas, debe ser emocionante estar en batallas, conocer muchos lugares, salvar a las personas…

-No hay nada que admirar en las batallas, para conseguir cosas, he asesinado a muchas personas.

-Supongo que tiene razón –dijo ella seriamente –A mí me gustaría viajar al menos, ir a un lugar dónde pueda ser yo misma y no tenga que cumplir con lo que desea mi padre –suspiró –Tengo que cumplir las obligaciones de una buena esposa, lo cual se centra prácticamente en tener hijos y criarlos.

-Hmp… -se hizo produjó un silencio entre ellos -¿Y tú esposo sabe que vienes aquí?

-Oh, no, aún no estoy casada. Y no vengo a menudo aquí, simplemente quería relajarme un poco y creo que ya es hora de que me vaya.

-Una mujer no debería de salir en medio de la noche –expresó él –Te acompañaré hasta un lugar seguro.

-Eh… gracias, Uchiha-sama –dijo haciendo una ligera reverencia, ocultando su sonrojo –Sé que no me comporto de una forma tan educada, pero estoy aprendiendo.

-Hmp –dijo él comenzando a avanzar delante de ella –Esta bien si me llamas Sasuke –él se preguntó a sí mismo por qué estaba teniendo tanta confianza con ella. A pesar de que parecía de ésas mujeres que tienen necesidad por hablar de todo y era molesta, en realidad no lo era del todo, en realidad, le agradaba a pesar de que se habían conocido hace muy poco.

-¿De verdad? –dijo ella algo ilusionada. Sakura observó que las luces ya iluminaban el camino –Estaré bien desde aquí.

-Hmp –emitió él –Buenas noches –dijo él haciendo un asentimiento.

-Buenas noches –se inclinó un poco. Y así fue como se despidieron.

Al día siguiente, a Sakura la llevaron al Palacio ahí se encontraría con la Emperatriz Hinata, ellas habían sido grandes amigas hasta que Hinata fue llevada a casarse con Neji, ella simplemente pedía no encontrarse con él. Pero ella sabía, que la llevaban exactamente a eso… para que se acercará al emperador.

-¡Hinata-sama! -gritó Sakura al verla e hizo una inclinación ante ella.

-Sakura, tu no debes usar ése honorífico conmigo. Somos amigas -Sakura le sonrió y observó su abultado vientre de seis meses.

-Que grande... -acarició el vientre de su amiga.

-Jeje... sí. Ya pronto nacerá... ¿Qué te parece si damos una caminata? -sonrió Hinata mientras hacía una señal a sus sirvientes de que no la acompañaran. Ellas charlaban sobre trivialidades, Sakura no estaba segura si decirle sobre el hecho de que Neji estaba interesado en ella, no sabría cómo lo tomaría. Caminaban entre los pasillos del palacio cuando cruzaron cerca de los campos de entrenamiento, ahí se escuchaban gritos de órdenes, golpes y algún otro ruido metálico. Entonces ahí fue dónde lo vio, Sasuke Uchiha, él estaba totalmente sudado, entrenando con una katana y sin algo que cubriese sus perfectos pectorales, Sakura se ruborizó al verlo y se quedó como piedra cuando él la miró, desvió su mirada hacia otro lado. Sasuke y el resto de los soldados hicieron una reverencia ante la presencia de ambas mujeres. Hinata hizo una señal en forma de saludo y otra para que continuaran con su entrenamiento.

-Veo que está interesada en los soldados, Sakura-san –escuchó una voz detrás de ella. Hinata y Sakura se giraron ante ésa persona, los soldados se detuvieron nuevamente e hicieron una reverencia mayor ante aquel hombre. Después de las indicaciones todos se levantaron. Estaban en presencia de Hyuuga Neji, el emperador. Su traje color negro denotaba elegancia y exquisitez de las telas, dragones grabados de color oro, en su espalda estaba el símbolo de la familia real y una cinta color blanco sujetaba su cabello largo oscuro mientras que algunos mechones quedaban sueltos en su frente - ¿Cómo está su familia?

-Eh… muy bien, Hyuuga-sama.

-¡Uchiha! –Sasuke se acercó e inmediatamente se hincó ante aquel hombre, Sakura creyó ver que él había fruncido el ceño con furia – Sasuke, ¿Podrías hacer una demostración de tus grandes habilidades? –Sasuke asintió y se levantó y llamó a uno de los soldados: Naruto, un joven muy atractivo, su cabello rubio y ojos celestes combinaban a la perfección. Sakura miró a Hinata ruborizarse antes esto, Neji también pareció notarlo pero sólo frunció el ceño y volvió su vista a los contrincantes. Naruto y Sasuke hicieron una reverencia, cada uno con una katana. Entonces comenzó el combate, ambos eran muy hábiles y Sakura supuso que el primero que fallara un movimiento sería el perdedor. Y así fue, en un momento Naruto perdió el equilibrio y en ése momento Sasuke se dirigió hacia él, ¿No iba a matarlo, o sí? Se preguntaba la pelirrosa asustada, ¿Se supone que era un combate amistoso, no? Ella estuvo a punto de gritar, cuando de un momento a otro Sasuke se detuvo y ayudó a levantarse a Naruto, éste cruzo una mirada que Sakura no pudo descifrar con Hinata - ¿Por qué te detuviste Sasuke? – dijo Neji molesto, las mujeres lo observaron aterrorizadas.

Sería un total desperdicio de poder de combate para nuestras fuerzas si yo asesinase a Naruto y menos en un combate como éste –dijo él seriamente, sosteniéndole la mirada al Hyuuga, Sasuke sabía mejor que nadie del amor sincero que había entre la Emperatriz y Naruto, sabía que eso hacía enfurecer al Hyuuga y además cómo se atrevía a pedirle que matara a su amigo.

-Sasuke, debes cumplir con mis órdenes siempre, te estoy dando demasiado y deberías agradecerme…

-Lo siento, pero no puedo matarle –Sasuke se inclinó – Le pido que le perdone la vida –expresó seriamente –Tome la mía si es necesarito.

-Déjalo, Sasuke. Hazlo –dijo Naruto mientras le entregaba la espada y Sasuke sólo lo observaba.

-Neji-sama, por favor –rogó Hinata al borde de las lágrimas, sujetando el brazo de su marido.

-Guarda silencio… Tanto tú como yo sabemos por qué quieres salvarle. Ahora… ¡Vete de aquí! –Sakura sintió que ya odiaba al Hyuuga, era arrogante y déspota.

-Neji-sama. Yo comparto la idea de Uchiha-sama, no creo que sea bueno derramar sangre en vano y creo que debería ser más cuidadoso con su esposa, está esperando a su hijo – el Hyuuga puso atención en Sakura y le dirigió una mirada tan fría y extraña, que le asustó. ¿Deseo?

-Está bien, sólo porque hoy tenemos la presencia de nuestra invitada… - dijo esto de forma sugerente, Hinata miró a su esposo con confusión, ¿Sería que estuviera interesado en Sakura? ¡Ella era su amiga! Tendría que hablar con él, pero de seguro no le haría caso, su opinión no contaba para Neji Hyuuga. A veces parecía despreciarla demasiado, sobre todo por su amor hacia Naruto. Sasuke también notó el tono en que el Hyuuga pronunció aquello y se molestó – Vámonos –dijo el Hyuuga comenzando a avanzar y tras él las dos mujeres, Sakura dirigió una mirada a Sasuke y le hizo una señal de despedida con la mano, él sólo le hizo un asentimiento con la cabeza. Sasuke pensó que si el Hyuuga estaba o no interesado en Sakura, lo mejor sería moverse rápido.

-Sasuke… ¿Te gusta ésa joven, verdad? –dijo Naruto, mientras caminaba hacia él – Deberías apresurarte o Neji te la quitará… Tal y como me sucedió a mí.

-Naruto –Sasuke observó la tristeza en los ojos de Naruto – Ese maldito ya disfruto demasiado –dijo colocando una mano en su hombro.

-No va a parar hasta matarme… Por cierto gracias, Sasuke. Eres mi amigo pero no te metas en problemas por mi culpa.

-Idiota –dijo Sasuke y comenzó a caminar dejando atrás los insultos del rubio. Sasuke se dijo que debería tener paciencia, Neji no sabría lo que se esperaba. Su maldita familia ya le había quitado mucho, además sabía que el Emperador seguramente quería a Sakura sólo para una cosa y eso no se lo iba a permitir nunca. Además quitarle algo al Hyuuga, le traería una satisfacción enorme.

_________________


Nota Administración: -Himeko-Uchiha-Haruno- es ahora -A s t r i d- ♠
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
lilitha7x
Jounin
Jounin


Registrado: 06 Aug 2012
Mensajes: 224
Promedio por Día: 0.31
Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 31 Jan 2013 9:27 pm     Responder citando

ah estado muy buena la conti^^

Hinata y Neji esposos y van a tener un bebe? ¡incesto! o.o
Sasuke no dejes que te quiten a Sakura, pelea por ella grr...

bueno jeje te pido cont porfa si puedes me avisas por MP (:

bye-bye (:
_________________



Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
sakurita-amu17
Chunin
Chunin


Registrado: 20 Jun 2011
Mensajes: 136
Promedio por Día: 0.12
Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 01 Feb 2013 10:42 am     Responder citando

Meee encantoo porfis pone la contiii luego me mataste al saber que hinata esta casada con neji y lo peor esta embarazada ojala que ese hijo sea de naruto y que le haya puesto los cuernos con el bueno adiossss nos vemos
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Dark Cherry
Sannin
Sannin
Dark Cherry

Registrado: 27 Jun 2012
Mensajes: 621
Promedio por Día: 0.82
Ubicación: Tratando de controlar mi adiccion al chocolate T.T

Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 01 Feb 2013 9:20 pm     Responder citando

OoO SUGOII!!!
NUEVA LECTORA!!!
Me encanto *o*!!!!!!!! quiero contiii>.< podrias avisarme?, si no es mucha molestia. De verdad me encanto, ya lo vera neji mujajajaja!!!!!
Esperare conti, no tardes.
Cuidate y adioos!!

_________________
.:Dark Cherry Tsukihime:.





Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Akatsaki
Kazekage
Kazekage
Akatsaki

Registrado: 04 Dec 2012
Mensajes: 179
Promedio por Día: 0.3
Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 02 Feb 2013 2:00 am     Responder citando

Sin duda un Fanfic grandioso, por favor hazle llegar mis felicitaciones a la autora.
Espero la la continuación con muchísimas ansias.
Te recomiendo que uses el spoiler (S).
Te deseo lo mejor, nos vemos.

_________________
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor
A s t r i d
ANBU
ANBU
A s t r i d

Registrado: 25 Dec 2012
Mensajes: 379
Promedio por Día: 0.66
Ubicación: Buscando un mundo libre de maldad...

Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 02 Feb 2013 1:38 pm     Responder citando

Capítulo II: Objetivos.

Al día siguiente, Sakura fue enviada nuevamente al Palacio por sus padres, expresándole su deseo porque logrará un avance en su favor. Su madre le dijo:

"Si no consigues un esposo lo más pronto posible que no sea el Emperador, tendrás que casarte con él. Mientras tanto tienes que seguir intentándolo con el Emperador, que siempre será la mejor opción. Si no lo haces habrá gente que pagará, empezando por Shizune, ya sabes cómo es tu padre.

Sakura, has tenido demasiada libertad toda tu vida. Eres una Haruno y a pesar de ello, te comportas como si nunca hubieras sido educada como toda una Señorita. Es momento de que madures y cumplas con el deber de toda mujer"

Esas fueron las palabras que le había dirigido su padre ésa mañana, Sakura no quería conquistar al esposo de su amiga y menos porque era una persona que detestaba. Había conversado con Hinata toda la mañana pero ahora se encontraba frente a Neji junto con ella.

-Hinata, déjanos a solas. Necesito tratar un asunto de gran importancia – expresó Neji una vez que se sitúo en aquel "trono" mientras ambas mujeres estaban frente a él, hincadas, observándole. Hinata apretó los puños, pero hizo una reverencia ante él y se marchó con gran desconfianza. Bueno, finalmente Sakura era una mujer inteligente para no permitir ningún avance de Neji…. Por su parte no había problema… pero Neji era otro caso. Neji sonrió ante el poder que ejercía sobre Hinata, ella se merecía eso y más, lo había deshonrado, él sabía que ése engendro dentro de su esposa no era suyo, pero ya tenía algunas ideas para cuando aquella criatura llegara al mundo. Pero ahora había algo más importante, observó a Sakura, quién lo miraba expectante. Su cabello largo color rosa caía por su espalda y enmarcaba parte de su rostro, sus ojos color jade estaban radiantes y mostraban la pureza que aún residía en ella, su figura ligeramente enmarcada por un kimono de un rosa más oscuro que el de su cabello, adornado con pequeñas "sakuras" en él y finalmente un tenue maquillaje que hacía que principalmente sus labios lucieran tentadores. Como había deseado que ella fuera su mujer desde hace mucho tiempo, pero su familia había decidido que Hinata sería la esposa más adecuada, que equivocados estaban. Sakura se sonrojó ante la mirada del Hyuuga sobre ella –Sakura-san, debe disculparme, pero no he podido detener mi mirada, ya que hoy usted luce bellísima –expresó Neji mientras se acercaba y le tomaba las manos.

-Muchas gracias, Neji-sama. Usted también luce muy elegante –sonrió nerviosamente, pero en el fondo con ganas de abofetearlo. Se estremeció cuando el Hyuuga acarició su rostro.

-Quisiera admirarte día a día, observarte cada vez que te levantaras a mi lado y sonrieras únicamente para mí… Eso me haría inmensamente feliz, tú serías una esposa apropiada. No me imagino cuantos hombres ya habrán puesto sus ojos en ti –Neji colocó un dedo sobre el labio inferior de Sakura, nunca la había besado y ése parecía el momento perfecto, sin nadie observando. Sakura era un manojo de nervios, si bien Neji era un hombre muy interesante, odiaba su forma de ser. No estaba interesada en él de ésa forma y mucho menos después de conocer en persona a Sasuke Uchiha. Neji acercó peligrosamente su rostro hacia ella, Sakura se sobresaltó y se puso aún más en alerta. Aquello no iba bien y más aún cuando el Emperador trató de acortar las distancias. De pronto una de las puertas que daban a la cámara principal se abrió y apareció una mujer rubia, era muy hermosa, su kimono era largo y color púrpura, sus ojos agua marina y en sus brazos un bebé lloraba, el cual tenía algunos rubios cabellos. Hizo una reverencia.

-Perdóneme, Hyuuga-sama –dijo ella, mientras Neji se separaba lentamente de Sakura, maldiciendo en su interior. Ella observó ceñuda a Sakura, al parecer otra mujer más y ella cada vez más rezagada. Desde que Neji supo que estaba embarazada, no se había acercado más a ella y muy pocas veces le dirigía una palabra, ahora deparaba su atención en Temari , quien amaba en secreto a Shikamaru, uno de los hombres más inteligentes de todos los tiempos; pero al parecer ya había alguien más en la vida del Emperador. En ocasiones, él sólo deparaba atención en su hijo, pero el pequeño nunca llegaría a heredar lo mismo que el hijo de Hinata y eso la molestaba, aunque no podría luchar contra ello. Tenía que al menos permanecer como su segunda mujer, quería algo adecuado para ella y su hijo – Es que es hora de que usted viera a Nawaki –Sakura observó a la bella consorte y a su pequeño, pero que horrible hombre era Neji.

-No se preocupe Neji-sama. Yo ya tenía que retirarme. Discúlpeme. –Hizo una reverencia ante ambos – Hasta pronto, Neji-sama y…

-Yamanaka Ino-respondió fríamente.

-Ino-sama… Hasta pronto –Neji quiso detenerla, pero no lo hizo, tenía tiempo de todas formas.

Sakura corrió lo más rápido que pudo, con lágrimas en los ojos, no quería seguir con ésta farsa, no podría si quiera imaginarse si tendría que intimar con ése hombre. De pronto Sakura cayó al suelo al chocar con algo o mejor dicho alguien al cual no pudo mover ni un centímetro. De pronto sintió un brazo colocarse en su espalda y otra sujetarla de la mano derecha para ayudarle a erguirse.

-Discúlpeme, Haruno-san –dijo una voz masculina. Sakura no subió la mirada, reconociendo aquella voz y se limpió las lágrimas – No pensé que le había herido tanto.

-No, no es eso. Lo siento, yo no debí de correr de ésa forma –dijo Sakura, alzando la vista – Sasuke-sama, me alegro tanto de verle.

-Sasuke…

-Eh… sí, Sasuke-kun –sonrió, él observó los ojos enrojecidos e hinchados debido al llanto.

-¿Está todo bien? - Sakura volvió a dirigir su mirada al suelo.

-No es necesario que se preocupe por ello…

-Hmp – Sasuke observó a lo lejos a Ino que salía de la Cámara principal del Emperador junto a su pequeño hijo, completamente furiosa. ¿Sería aquello lo que había herido a Sakura? ¿Estaría interesada en Neji? Inconscientemente frunció el ceño. Quería preguntarle, pero había algo que le frenaba si bien la primera vez que se conocieron sintió cierta confianza ante esta mujer, al parecer había resultado tan básica como las demás, siempre buscando el "mejor postor", no supo por qué de cierto modo se sentía traicionado y decepcionado. La voz de Sakura interrumpió sus pensamientos.

-¿Cómo está su amigo? ¿Uzumaki-san? – preguntó de pronto Sakura, ante la silenciosa y analítica mirada que Sasuke le dirigía.

-Estará bien. Debo irme. – dijo fríamente haciendo una ligera reverencia, mientras se dirigía hacia uno de los pasillos.

-Espere… -dijo Sakura sujetándole de la túnica color azul que portaba – Por favor –Sasuke la observó – Yo… quería agradecer su ayuda por lo del otro día, quería…

No tiene que darme nada –dijo él. Sakura apretó con más fuerza la túnica y se mordió el labio inferior.

-Sasuke-kun… -abrió la boca para decir algo, pero se detuvo y soltó la túnica de Sasuke, al ver la fría mirada de él sobre ella –Nada… -Sasuke enarcó una ceja –Hasta luego –comenzó a dirigirse a la salida. ¿Quélepasaahora?,se preguntó él. Sakura comenzó a caminar, al ser un noble, no acostumbraba a salir del territorio del Palacio, a menos que hiciera una de sus escapadas. Le gustaba la ciudad, pero siempre le advertían que no era lo adecuado. La gente era interesante y podrías encontrar un sinfín de objetos maravillosos, aunque deseara ir más allá… pero sabía que no podía hacerlo. Caminó por el pasillo, rodeado de hermosos árboles de cerezos. Como de costumbre, iba a intentar salir de ahí, pero pensó que si hacía eso y su padre se enteraba podría lastimar a Shizune. Pensó en lo inmadura que se estaba comportando, Shizune siempre hacía todo lo posible para que ella estuviera alegre y la dotaba de diversos conocimientos, pero también de la forma en la cual una joven como ella debería de comportarse. No podía ser egoísta. Varios hombres habían intentado cortejarla, pero ella les había rechazado y justo ahora necesitaba a alguno de ellos, aunque le asustaba, ya que no conocía a ningún hombre lo suficiente y no quería conocerlos; aunque ya no tenía opción, por lo que decidió regresar.

Ya entrada la noche, Sasuke había sido informado de que habían ciertos rumores acerca de un posible ataque al Emperador, la gente no sabía aún quienes eran, ni quién los comandaba. Si se lo imaginaran… Él estaba sentado mientras leía algunos reportes y órdenes por escrito del Emperador a la luz de unas farolas que iluminaban tenuemente la estancia.

-Sasuke-sama –dijo un hombre entre las sombras.

-¿Qué noticias me tienes, Juugo? –preguntó al hombre

-Hemos estado reclutando a muy buenos soldados, pero aún no los suficientes ni el suficiente armamento para nuestro cometido.

-¿Cuánto tiempo tardaran los preparativos?

-Mmm… yo creo que al menos seis meses.

-Es demasiado tiempo… -respondió fríamente –Les doy cuatro meses.

-Pero… -Juugo –Esta bien, Uchiha-sama-hizo una reverencia y retiró.

-Eres demasiado estricto, Sasuke –dijo Naruto mientras se sentaba frente al escritorio de madera, colocando sus pies sobre él.

-¿Puedes dejar de hacer eso? –preguntó Sasuke molesto e incómodo.

-Está bien, está bien –expresó el rubio mientras bajaba los pies.

-Y tú sabes mejor que nadie que si muestro algo de debilidad mis enemigos lo aprovecharían para poder danzar… claro, sobre mi cadáver –dijo mientras se recargaba en el asiento y entrelazaba sus manos –Pensé que habrías aprendido algo de estar en el ejército, imbécil.

-Y tú eres un idiota –dijo Naruto molesto –Sasuke…-se puso serio -¿Realmente crees que tengamos éxito? Si perdemos...

-No lo haremos, por eso todo debe de estar preparado hasta entonces tanto física como mentalmente –se levantó y se dirigió a la ventana –No te forzaré a pelear, Naruto. Pero quiero que comprendas la gravedad de esta situación.

-Neji tiene a muchas personas poderosas de su lado.

-La mayoría son cobardes que pueden comprarse fácilmente, pero admito que al mismo tiempo son personas de las que hay que cuidarse porque nunca se sabe en qué momento pueden levantar la espada por ti o hacia ti –dijo Sasuke y se giro hacia él, después colocó una mano en el hombro de Naruto –Además, ¿No quieres salvar a Hinata y al hijo que espera? No te atrevas a decir que no es tuyo, porque yo estoy seguro de que lo es –Naruto apretó los puños –No quiero torturarte, pero simplemente quiero que decidas… no, que estés completamente seguro de que esto es lo que quieres –Sasuke volvió a su lugar –Pelees o no, yo continuaré y te traeré a Hinata, lo prometo. Tú sabes mis razones de sobra.

-¿Y qué pasa con la mujer que conociste el otro día? ¿Haruno, no? ¿No te gustaría llevar una vida tranquila con ésa mujer? No tienes que arriesgarte por mi causa –dijo él –Aún tienes la oportunidad de llevar una vida plena –Sasuke se puso aún más serio.

-A pesar de que considero a Haruno-san una mujer hermosa, diferente a muchas de las que he conocido y que me interesa… desgraciadamente, mi conciencia no me permite quedarme a vivir así –cerró los ojos e hizo una pausa –Aunque admito que uno de mis planes es desposarla.

-Piensas dejarle viuda tan pronto –Sasuke frunció el ceño.

-No pienso morir, además… Neji tiene interés en ella también, así que si voy a llevar a cabo mi plan, ella también está involucrada en esto…-sonrió maliciosamente –Y me contó que sus padres está interesado en que contraiga matrimonio pronto. Escuché rumores de que su padre se ha decepcionado con sus hijas, porque el esposo de una de ellas ha perdido su fortuna y la otra no ha tenido descendencia a pesar de estar casada desde hace mucho, por lo que queda ella. Se siente viejo y asustado porque no hay garantía de que después de que él muera alguien se haga responsable adecuadamente de su fortuna y el honor de su familia.

-Por lo que podríamos decir que todo está a tu favor en muchos aspectos –Naruto suspiró.

-Recuperaré el poder y honor de mi familia, tendré una esposa adecuada, una gran riqueza y además seguramente descendencia –sonrió con satisfacción –Y por supuesto, yo ganaré.

_________________


Nota Administración: -Himeko-Uchiha-Haruno- es ahora -A s t r i d- ♠
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
St Anger
Sannin
Sannin


Registrado: 02 Oct 2012
Mensajes: 629
Promedio por Día: 0.95
Ubicación: Afroki *0*.

Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 02 Feb 2013 7:16 pm     Responder citando

Hola, nueva lectora reportándose, quería decirte que esta historia...ES GENIAL!!! me encantó, Sasuke se interesó en Sakura, ojalá que todo salga bién, eso sería maravilloso. Por favor pon la conti pronto y avísame por MP cuando lo hagas, cuídate, chaito.
_________________
Breve


Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Dark Cherry
Sannin
Sannin
Dark Cherry

Registrado: 27 Jun 2012
Mensajes: 621
Promedio por Día: 0.82
Ubicación: Tratando de controlar mi adiccion al chocolate T.T

Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 02 Feb 2013 11:49 pm     Responder citando

OoO Por que la dejas ahiii!!?????
Me encantoo *o*, gracias por avisarme, de berdad me encantooo.
Esperare la conti, no tardes.
Cuidate y adioos!!!

_________________
.:Dark Cherry Tsukihime:.





Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
haku-2000
Estudiante
Estudiante


Registrado: 22 Jan 2013
Mensajes: 3
Promedio por Día: 0.01
Ubicación: en tokio de luna de miel con sasori

Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 03 Feb 2013 12:18 am     Responder citando

hola,me encanto la conti espero la siguiente con muchas ansias :29:
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Akatsaki
Kazekage
Kazekage
Akatsaki

Registrado: 04 Dec 2012
Mensajes: 179
Promedio por Día: 0.3
Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 03 Feb 2013 2:43 am     Responder citando

Me súper encanto la continuación.
Muchas gracias por traerla Himeko-Uchiha-Haruno, por favor me avisas por MP cuando subas la siguiente continuación.
Espero con muchísimas ansias la continuación.
Me he enamorado del Fic. xD
Muy buenos deseos, nos vemos.

_________________
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor
A s t r i d
ANBU
ANBU
A s t r i d

Registrado: 25 Dec 2012
Mensajes: 379
Promedio por Día: 0.66
Ubicación: Buscando un mundo libre de maldad...

Mujer



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 03 Feb 2013 6:20 pm     Responder citando

Capítulo III. Pasado.

Hinata observaba hacia el techo mientras observaba el lugar vacío a su lado y acarició su abultado vientre, Neji raramente pasaba una noche con ella… desde eso.

Hinata estaba dando un paseo cerca del enorme lago que se encontraba en su hogar, era de noche y por lo tanto las luciérnagas ya estaban haciendo su aparición. Ésa noche era demasiado oscura, ya que era día de luna nueva y la única luz provenía desde el hermoso edificio a sus espaldas, tradicional, pero que destacaba la abundancia de la riqueza Hyuuga.

-Naruto-kun –dijo Hinata sonriendo ante la llegada del atractivo hombre rubio, quién portaba una gran armadura metálica y al mismo tiempo se quitaba el casco.

-Hinata –sonrió al verla. A ella se le salieron las lágrimas mientras corría a abrazarlo fuertemente –Me alegro de verte, te extrañe mucho –dijo respondiendo al abrazo con la misma intensidad.

-Yo también me alegro mucho, temía por ti –se retiró las lágrimas –Me asusté mucho cuando supe que tú y Sasuke-kun iban a marcharse para combatir. Estaba tan preocupada que…

-Shh…-silencio Naruto –Ya estoy aquí –él recostó su cabeza sobre el hombro derecho de la chica y suspiró mientras besaba su mejilla. Hinata rió ante esto pero se apartó un poco de él.

-Naruto-kun tengo algo que decirte…

-¿Qué sucede?

-Debemos irnos de aquí… lo más pronto posible –él la observó confuso –sé que estoy siendo atrevida pero no veo otra forma… Si Neji se entera, él…

-Espera, tranquila… -dijo sosteniéndola de los hombros. Hinata tomó su mano y la colocó sobre su vientre. Él la observó confundido al inicio, pero después comprendió y ensanchó los ojos sin retirar su mano. Él miró hacia allí y luego hacia sus ojos –Nadie tiene que enterarse, mucho menos Neji –ella asintió –No te angusties, lo conseguiremos… pero tengo que decirte que… ¡Me has hecho el hombre más feliz del mundo! –dijo antes de besar sus labios. Hinata se ruborizó ante el acto, pero también correspondió tiernamente al beso de Naruto.

-¿Se puede saber qué ocurre aquí? –preguntó una voz masculina, ellos se apartaron asustados. Naruto se quedó frente a Hinata mientras ambos observaban a un enfurecido Neji quién los miraba con el ceño fruncido.

Si tal vez hubiera sido más fuerte para resistir su amor por Naruto, no estarían en esta situación, ni Naruto ni su bebé tendrían problemas. Pero ella lo amaba infinitamente. Cómo deseaba haber sido la esposa de Naruto, pero las cosas no eran así…y ella lo sabía. Escuchó a Neji entrar a sus aposentos, él la observó fríamente y sin dirigirle una mirada, él se preparó para recostarse a su lado, ella sabía que él sólo hacia eso para aparentar que estaba demasiado preocupado por el estado de su esposa; aunque ella sabía que si fuera por él, ella podría perder a su bebé.

-Mi señor… -dijo ella irguiéndose, mientras que él simplemente permaneció acostado dándole la espalda -¿Podría hablarle de algo importante?

-Estoy cansado… -respondió cortante. Ella simplemente lo observó tristemente y se resignó recostándose a su lado para intentar conciliar el sueño.

-Está bien, le dejaré descansar.

Se observaba a un niño de unos ocho años, cabello color negro y ojos ónix caminando, tambaleándose y respirando agitadamente, en sus ojos podían observarse sus lágrimas. Se desplomó en el suelo, mientras sucumbía ante el dolor de su costado, donde tenía una profunda herida de la cual emanaba sangre y además tenía un rasguño en su mejilla izquierda. Sintió como las gotas de lluvia comenzaban a caer sobre él, una a una, hasta que se volvieron incontables. Se levantó con dificultad y observó a lo lejos como las llamas que devoraban los edificio, poco a poco comenzaban a ser apagadas por la lluvia.

Padre…Madre… lo siento… -apretó la tierra entre sus dedos con furia mientras volvía el rostro hacia el suelo.

Sasuke Uchiha… Oh, no puede ser… -escuchó una voz masculina y pasos hacia él, sintió como lo levantaban y corrían junto con él –Todo estará bien…- Después de eso todo se volvió negro.

Sasuke se irguió precipitadamente del árbol en el que se encontraba recostado, descansando. Ésos sueños, le hacían revivir sus peores pesadillas… que no eran del todo un sueño, no, era real. Golpeó fuertemente el árbol. El no quería recordar eso.

Ino se encontraba arropando a su bebé a su lado en el futón, mientras que otra rubia de coletas y ojos verdes se encontraba recostada y bordaba una nueva cobija para el bebé.

-¿No es hermoso cuando duerme? –preguntó Temari observando al pequeño en brazos de la otra rubia.

-Lo sé –Ino sonrió, mientras acariciaba la mejilla del bebé y los pequeños cabellos color castaño oscuro de su cabeza –Temari, ¿Qué crees qué pase con nosotros ahora que Hinata-sama está en estado? Neji raramente viene a visitarlo, es cómo si no significara nada para él.

-Hmmm…. La verdad es que no lo sé.

-Hoy… lo vi a punto de besar a una mujer… una mujer que no era Hinata-sama –dijo furiosamente.

-¿En serio? ¿Quién era?

-No lo sé, pero siento que ya la he visto antes. Estoy segura de que fue hace mucho tiempo, pero… -Ino suspiró.

-¿Cómo era?

-No pude observarla muy bien, pero era una mujer de cabello color rosa.

-¿Rosa? Qué extraño.

-Como sea, si no hacemos algo…

-Ino, tú ya sabes para qué fuiste traída aquí. Ni tú ni yo tenemos la oportunidad de aspirar algo más que esto–Temari dejó el bordado y fue a apagar las últimas farolas– Para mí, entre más tiempo esté lejos, mejor.

-¡Temari!

-No importa que sea el Emperador…yo nunca he sentido nada por él. Con el Emperador Neji nunca ha habido más que esto.

-Parece que te has resignado.

-No es eso. Sé que tengo que cumplir con mis obligaciones si es requerido.

-¿Y Shikamaru?

-Ya sabes sobre mi situación con él…Y que hice esto para salvarlo -Temari sonrió tristemente–Simplemente agradezco haber encontrado alguien que me ame tanto a pesar de cualquier cosa. ¿Y qué me dices de ése hombre? ¿Sasuke se llamaba o algo así? ¿Por qué aceptaste al Emperador?

-Sasuke… él nunca se interesó en mí y dudo mucho que lo haga ahora...-dijo Ino tristemente.

Al día siguiente, Sakura estaba en una de las habitaciones de su casa, portaba un kimono color azul, adornado con flores blancas y su cabello lo tenía atado en una coleta con un moño color rosa. Frente a ella se ubicaba un juego del té, del cual bebía un poco. Estaba sola mientras percibía el incienso en el ambiente. Se puso de pie y se colocó en medio de aquella habitación prácticamente vacía, lo sería si no hubiera más que algunos cuadros que adornaban las paredes y algunas farolas iluminando el la habitación, que a pesar de ser de día, sin ellas…todo estaría completamente oscuro. Tomo el listón azulado que ataba su cabello y comenzó a danzar, algo que le encantaba pero no tanto como cantar, pero no frente a las personas. Movía el listón a su alrededor, mientras hacía movimientos lentos y elegantes, dando vueltas o simplemente extendiendo las manos delicadamente.

-Sakura-chan… -dijo Shizune sonriendo y mirándola con cariño, Sakura se ruborizó al ser descubierta y se detuvo.

-Eh… Shizune-san. ¿Qué ocurre? –preguntó nerviosamente.

-Solamente quería avisarle que ha llegado un presente para usted –dijo entregándole una pequeña cajita de color rojo, adornada con aves de color dorado.

-¿Quién ha enviado esto?

-Al parecer el regalo de uno de sus enamorados –sonrió Shizune. Sakura abrió la cajita y observó el hermoso adorno para el cabello, dos broches en forma de ave de color dorado con una piedra de color verde como su ojo –Son muy bellos. También le llegó esto –dijo entregándole una carta.

Sakura

Si me permite llamarle por su nombre, espero que acepte este obsequio de mi parte. Cuando los vi, pensé en usted inmediatamente y en lo perfecta que luciría con ellos.

Espero que usted, los acepte.

Neji.

Sakura leyó el nombre de Neji y se sintió triste, pero se convenció que no debería de hacer un drama de todo esto y miró a Shizune frente a ella, lo cual le hizo sentirse culpable ante tal pensamiento.

-Sí, son muy bellos –sonrió falsamente, esperando que Shizune no lo notara –Que manden mi gratitud al Emperador, por favor –Shizune asintió y salió del lugar, mientras que Sakura simplemente observaba la cajita que tenía en sus manos.

Neji se encontraba sentado, leyendo atentamente los documentos sobre asuntos de Estado que estaban frente a él, al parecer habían comenzado a esparcirse rumores sobre un grupo que planeaba su derrocamiento, que tontos, por supuesto no iba a permitírselos.

-Mi Señor… -habló Hinata haciendo una reverencia -¿Podría hablar con usted? –él frunció el ceño y dejó los documentos.

-Está bien, te escucho–hablando de forma sarcástica.

-Quería hablarle de Sakura Haruno –dijo ella nerviosamente y haciendo ésa peculiar acción de juguetear con los dedos cuando estaba nerviosa –Neji afiló la mirada.

-¿Ha ocurrido algo malo? – Cinismo, pensó Hinata.

-Quería saber… si está interesado en ella.

-Hmp, puede ser… -sonrió maliciosamente –Aunque no veo el por qué algo como esto debería de interesarte.

-Ella es mi amiga y además… usted ya tiene a dos concubinas a sus servicios…y no lo considero…

-Espera –dijo el levantando su mano y caminó hacia ella, la miró directamente a los ojos –Hinata, tendré que dejarte en claro las cosas desde este momento… tú, no tienes el derecho para prohibirme con quién puedo o no estar y mucho menos el de reclamarme. ¿No fuiste tú quién me sustituyó por un simple soldado? –sonrió arrogantemente –Además recuerda quién eres…esposa mía.

-Por favor… -pidió al borde de las lágrimas.

-Retírate… tengo obligaciones que atender–dijo alejándose de ella y sentándose en su lugar de trabajo. Dentro de poco ya no tendría que preocupar ni por Hinata o ése bebé.

Era una hermosa noche, iluminada por la luna y las estrellas. Era verano por lo que el ambiente era muy caluroso. En medio de la noche, una pequeña niña de cuatro años corría persiguiendo una pequeña luciérnaga, pero de pronto se detuvo y se quedó mirando el cielo nocturno.

-¡Papá! ¡Mira qué hermoso! ¡Mira eso! –gritaba la niña hacia su padre, quién fumaba mientras la observaba sentado e impasible. El hombre miró hacia el cielo y observó un haz de luz atravesar el firmamento.

-Es una estrella fugaz. Pide un deseo.

-¿Deseo?

-Antes de que desaparezca o no se cumplirá –la niña cerró los ojos y junto sus manos, pensando. El hombre observó perderse a la estrella y después volvió a observar a su hija.

-¿De verdad funciona?

-Es lo que dicen –dijo haciendo nuevamente un anillo de humo -¿No deberías acostarte ya? –Sakura sonrió. –Ven –Ella corrió y lo abrazo, sorprendiéndolo.

-Papá… ¿Sabes cuál fue mi deseo? –dijo la niña comenzando a quedarse dormida.

-Quiero que todos estemos juntos y felices para siempre…

Por la tarde, Sakura se encontraba comiendo el delicioso platillo de pescado que Shizune le había preparado junto con su padre. No era común para ella comer a su lado, lo observaba, era un hombre cuyos años dejaban notarse por su cabello blanquecino pero tenía unos hermosos ojos jade, similares a los de ella y su piel era muy pálida; pero su rostro ya presentaba algunas arrugas. Su padre, a pesar de no pasar mucho tiempo a su lado, siempre había sido reconocido por ser una persona carismática, perfeccionista, inteligente, aunque algo estricto. Aunque últimamente su carácter se había vuelto más agrio, más frío.

-¿Dónde está tu madre?

-Eh… no lo sé. Supongo que debe estar con alguna amiga.

-Hmp –su padre dio otro sorbo a su té –Ya veo –se hizo nuevamente otro silencio incómodo.

Se preguntó si realmente su cambio tenía relación con su madre. Shizune entró de pronto.

-Haruno-sama, ha llegado esto de parte del Emperador –el padre de Sakura se levantó y tomó el escrito para leerlo.

-El Emperador desea verte… -dijo sin más miramientos –quiere que le autorice cortejarte más abiertamente –Sakura lo miró sin salir de su asombro, que hombre tan más atrevido –Quiere invitarte a cenar en su Palacio… -él la observó –Tienes que asistir.

-Padre…

-Sakura, Neji es el Emperador y alguien de suma confianza para mi persona. He conocido a Neji desde que era un niño y siempre supe que sería alguien importante –suspiró –no es una persona tan desagradable como piensas. Insisto tanto porque sé que él te cuidará bien. Créeme que estoy seguro de que él te hubiera elegido, si su familia no lo hubiera obligado a desposar a Hinata.

-Eso no me es de ayuda, padre –pensó –Esta bien, padre, iré.

-Muy bien.

Al llegar la noche, Sakura fue conducida por los pasillos del Palacio por una mujer joven de cabello castaño atado en dos coletas pequeñas. Neji ya le esperaba.

Sasuke estaba en la parte alta del Palacio, vigilando, cuando divisó la figura de dos mujeres, pero lo que más le sorprendió era que una de ésas mujeres tenía el cabello color rosa… ¿Sakura? ¿Qué hacía ella tan noche allí? Decidió ir a investigar.

Neji tenía el cabello desatado y sin la banda que solía usar en la frente, la cual mostraba un símbolo de color verde marcado en ésta. ¿Qué significaba? No lo sabía, tal vez podría preguntarle algún día. Maldita curiosidad. ¿Realmente Neji podía ser cómo lo describía su padre?

-Sakura-san –dijo Neji levantándose de su sitio en cuanto la vio –Estoy feliz de que haya aceptado mi ofrecimiento. Luce muy hermosa –Neji la observó con detenimiento, lo que hizo que Sakura se ruborizará –Veo que está usando el regalo que le obsequié –miró las pequeñas aves que adornaban el cabello atado de Sakura, sólo dejando parte de su flequillo libre. Tenía un kimono color verde oscuro, sin grandes adornos y bajo este tenía otra tela de color azul. Tenía un poco de maquillaje, que hacia resaltar principalmente sus labios. Él tocó una de las pequeñas aves.

-Sí, me gustan. Muchas gracias –Neji sonrió. La habitación estaba ligeramente iluminaba y había un gran banquete con grandes platillos. Él la invito a cenar con él. Sasuke se acercó a la habitación y trató de escuchar recargando su oreja sobre la madera sin hacer el menor ruido. Siguieron conversando sobre diferentes temas, pero nada que explicara el por qué Sakura estaba allí, aunque presentía que ya lo sabía de sobra.

-Me han contado que usted ha podido elaborar varios remedios para salvar personas e incluso curado las heridas de mucha gente –Sakura asintió.

-Siempre he estado interesada en ello y me gustaría seguir haciéndolo en el futuro.

-Me agrada eso, es bueno que se interese en otras cosas además de ser una buena esposa.

-Eh… creo que nunca he estado tan interesada en ésos temas…

-Seguramente…–Neji le sujetó la mano y la invitó a levantarse, abrió la puerta y observaron el hermoso lago frente a ellos, en el que se escuchaba el croar de las ranas de forma intermitente. Él acarició su mano - No ha encontrado al hombre adecuado para usted.

-No estoy segura de eso. Supongo que usted ya ha encontrado a la mujer adecuada… mi amiga, Hinata –Neji soltó la mano de Sakura y frunció el ceño. Se giró, dándole la espalda –Hinata es… -hizo una pausa –una buena mujer, pero… está lejos de ser la mujer indicada para mí –rió sarcásticamente.

-Lo siento, no quería incomodarle –Neji se relajó y se giró hacia ella nuevamente.

-No importa, Sakura… -dijo él seriamente –Sabe… me gustaría que usted fuera mi Emperatriz –ella lo observó seriamente.

-Creo que no debí venir aquí, le ruego me disculpe, pero debo irme –dijo ella girándose, él sujetó su mano.

-Siento mi atrevimiento, no quería que usted se sintiera incómoda –ella suspiró –Por favor, Sakura, quiero que se quede a mi lado…

-Neji-sama, yo…quería aclararlo todo desde este momento. Ya existe un hombre en mi vida y es el hombre con el cual deseo casarme –él se apartó y ella se armó de valor –Es por eso que… yo no puedo estar a su lado.

-Oh, yo no lo sabía. Pensé… que ahora mismo no había nadie más…

-Sí, lo siento –ella hizo una reverencia –es por eso que no puedo quedarme a su lado –ella se dio la vuelta y se preparó para irse.

-¿Quién es?

-¿Eh?

-¿De quién se trata?

-¿Por qué desea saberlo?

-No puedo permitirlo, no usted –él la tomó de los hombros –Usted no puede…

-Neji-sama –dijo ella asustada.

-Yo quiero que se quede a mi lado. No escogeré a nadie más que a ti, si usted se queda conmigo, prometo respetarle y hacer todo lo que esté en mis manos por usted.

-Pero yo…Hinata es…

-Olvídela –Sakura se molestó mucho ante este comentario. ¿Cómo podía importarle tan poco Hinata? Este no podía ser el hombre que su padre decía conocer..

-Por favor, sé que usted puede darme una oportunidad, aunque no lo crea siempre he sentido algo por usted. Incluso cuando supe que usted tendría que irse lejos para ser instruida por varios años, nunca dejé de pensar en usted.

-Neji-sama… es que para mí… esto sería traicionar a mi mejor amiga y a mí misma. Por eso, por favor le pido, que termine todo esto aquí. No siga. Nuestros caminos son muy distintos ya, como para que puedan unirse.

-Sakura… -él de pronto, la sujetó fuertemente por la cintura. Ella se asustó y casi estuvo a punto de gritar cuando él la recargó en la pared, encerrándola con su cuerpo. Él comenzó a besar su cuello.

-¡Neji-sama! –reprimió sujetándolo fuertemente de los brazos, apartándolo.

-¿No se da cuenta? ¿De lo que causa en mí? –dijo él mirándola directamente a los ojos. -¡Nunca he estado interesado en Hinata! Usted es la única a quién siempre he deseado y no puedo dejarle ir así.

-Por favor, Neji-sama –dijo ella mientras sentía los labios de Neji dejando besos sobre su cuello. Él la sujetó más fuertemente a su cuerpo. Como pudo, Sakura logro soltarse y comenzó a correr por los pasillos. Definitivamente, ella no podía estar con Neji Hyuuga. De pronto algo la sujeto fuertemente de una mano y la introdujo en una habitación a oscuras. Una mano le impidió gritar, su espalda estaba contra el pecho de un hombre y eso la asustó aún más.

Un jovencito de quince años se encontraba escuchando la exquisita melodía interpretada por medio de una flauta por una mujer alta de cabello color rojizo, cuyo nombre era Kushina, la madre de Naruto. La mujer se detuvo.

-¿Desea que toque otra melodía para usted, Hyuuga-sama? –él asintió, pero cuando ella no comenzó a tocar -Oh, eres tú, Sakura-chan –él giró su rostro y observó a la jovencita de cabellera larga y ojos verdes frente a ellos –Mira, te has convertido en toda una mujer –dijo Kushina levantándose y observándola atentamente con una enorme sonrisa.

-Kushina-sama, no diga ésas cosas –la jovencita se ruborizó

-Oh, Sakura-chan…Quiero presentarte al próximo Emperador: Neji Hyuuga –Sakura lo observó, él se ruborizó, ella hizo una reverencia.

-Es un placer conocerle Hyuuga-sama.

-El placer es mío… -desde ése momento Neji había quedado prendado de la belleza de Sakura, tiempo después supo un poco más sobre ella e incluso algunas veces pudo conversarle, pero por supuesto… su familia escogió a Hinata como su esposa y no le permitieron estar con Sakura. Y por supuesto, el resultado era... que Hinata lo había engañado y que Sakura ahora ya estaba comprometida con alguien… ¿Por qué?

Mientras tanto, Sakura trataba se soltarse, sus brazos estaban detrás de su espalda y su boca estaba tapada con una mano.

-Shh…estoy tratando de ayudarla, tranquila –susurró una voz masculina en su oído. Sakura reconoció la voz y se giró, entre la penumbra trató de distinguirlo sin éxito, pero supo quién era de inmediato –Prometa que no gritará y la ayudaré a salir de aquí –Sakura asintió y Sasuke la soltó. Ella respiró agitadamente – Siento haber sido brusco.

-Muchísimas gracias, Uchiha-sama –dijo haciendo una reverencia, él la observo fríamente entre la penumbra, simplemente distinguiendo su silueta–Oh, perdón. Sasuke-kun. Me es difícil llamarle de ésa forma. Pero, ¿Por qué me ayudo?

-Usted estaba huyendo del Emperador, ¿No?

-Sí. Pero se supone que usted es…

-Sí, pero eso no implica que acepte este tipo de actos. –El observó hacia la entrada y agudizo su oído -Nos quedaremos aquí un poco hasta que él se calme y la escoltaré a casa –ésa no era una petición, era una afirmación, una orden –Mientras tanto, supongo que podemos hablar…

-¿Eh?, no se preocupe. Yo puedo…

-Una mujer no debe ir sola y menos cuando es de noche. Demasiados peligros. Así que no discutamos sobre ellos –Sakura refunfuñó - ¿Qué estaba haciendo aquí?

-Él me pidió que viniera, pensé que tal vez podría intentarlo…

-¿El qué?

-Intentar que me agradara, que me interesara… pero creo que es algo imposible. No creo odiarlo, pero… creo que es mejor si ya no insistiera –ella tomo las dos aves que sujetaban su cabello y se los retiro, liberándolo. Él no pudo observar muy bien, debido a la oscuridad.

-Hmp.

-Creo que ya es hora de irnos, todo está más tranquilo.

-Vamos…

Salieron cuidadosamente, tratando de hacer el menor ruido posible que los delatara, de pronto se encontraron fuera del Palacio en caballo, Sakura estaba sentada detrás de él, abrazada a su cintura. Llegaron a casa de Sakura y observaron luz sólo en una de las habitaciones,

-Sasuke-kun, gracias –hizo una reverencia –De cierta forma usted siempre está salvándome –sonrió. Él simplemente se bajo del caballo.

-Sakura, ¿Tu padre aún desea que contraigas nupcias? –ella asintió, él se mantuvo impasible.

-Así es… pero si por él fuera… creo que ya hubiera hecho algo más para que esté con el Emperador.

-Hmp… ¿Podría venir...?

-¿Eh?

-A visitarle más a menudo… -Sakura rió.

-¿Sabe… es extraño que me pida algo cuando usted parece acostumbrado a dar órdenes?

-Hmp –el sonrió arrogantemente. Sasuke sujetó su muñeca y deposito algunos delicados besos sobre su mano, Sakura se ruborizó por completo, pero lo dejo seguir. Con la otra mano él sujetó un mechón de su cabello y lo acarició, subió su mano un poco más y alcanzó su mejilla. Soltó la otra mano de Sakura y la colocó en la otra mejilla de Sakura. Él admiró su rostro sonrojado y el brillo de sus ojos, entonces comenzó a acercarse lentamente a ella. Sakura también acercó un poco más su rostro al de él, mientras que sus manos descansaban a sus costados. Sasuke rozó sus labios con los de ella, haciéndola suspirar. Entonces…

-¿Qué ocurre aquí? –ellos se separaron inmediatamente. Se trataba del padre de Sakura, quién los observaba inquisitivamente –Sería más apropiado si habláramos dentro de casa –El padre de Sakura se alejó, Sasuke y Sakura se observaron y entonces lo siguieron.

_________________


Nota Administración: -Himeko-Uchiha-Haruno- es ahora -A s t r i d- ♠
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Enviar tema a:
Meneame Meneame
Digg

Guardar tema en favoritos:

Google Bookmarks

Yahoo Yahoo Bookmarks

Delicious Delicious

Sindicar titulares de este foro

Todas las horas están en GMT - 5 Horas

No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas

Página 1 de 6 | Ir a página 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
Publicar Nuevo Tema     Responder al Tema    Índice de Mundo SasuSaku -> Historias Finalizadas


 
Saltar a:  


COMUNICADO:
    El tagboard de momento está dañado. Mientras se repara, asegúrense de seguir las siguientes indicaciones:

  • No se pueden colocar caracteres españoles, como la ñ o las tildes. Está configurado como si fuera el idioma inglés, y si escriben algún carácter como ñ o ç se les borrará todo el mensaje y este no se publicara. No le den "Vista previa" a su mensaje ya que este sera borrado.

  • En lugar de usar ñ's, de momento utilizar sustitutos, como n~, asi se sobre entiende que estan usando la letra "ñ". Para escribir el ~ no tenéis más que pulsar Alt Gr (el alt derecho) y el 4, Si utilizas un teclado español.




  • Afiliados de MSS
    Imaginative Signature
    Imaginative Signature
    AnimeIce
    AnimeIce
    Instituto Takemori
    Instituto Takemori
    Neko Sekai
    Neko Sekai
    Sweet Love SasuSaku
    Sweet Love SasuSaku
    Mundo RPC
    Mundo RPC
    Fanfics
    Fanfics
    Akatsaki's Blog
    Akatsaki's Blog
    NaruHina Web::
    NaruHina Web::

    Mundo SasuSaku
    Staff de MSS
    Estadísticas
    Mapa del sitio
    RSS Sindicar temas
    |
    |
    |
    |
    |
    |
    Opciones de usuario:
    Registrarse :: Conectar
    Editar perfil
    Eliminar cuenta de usuario
    Borrar cookies creadas por este sitio
    |
    |
    |
    |
    |
    |
    Privacidad :: Terminos del servicio